Orihuela

Un rico patrimonio monumental, natural, gastronómico y hernandiano. Todo ello se puede descubrir en Orihuela, un municipio situado en la provincia de Alicante. Su gran extensión hace que este lugar ofrezca un abanico de posibilidades para visitar lleno de contrastes.

Orihuela es sol y playa de agua limpia y azul, pero también es sierra árida con hábitat propio, montañas llenas de bosques, huertas fecundas y campos de secano. Y eso no es todo. La capital de la Vega Baja vio nacer a Miguel Hernández, uno de los grandes poetas españoles y un oriolano insigne. Además, la ciudad cuenta con un casco histórico que fue declarado Conjunto Histórico Artístico en el año 1969, siendo uno de los primeros en ser declarado en España.

Una ciudad bañada por el Mediterráneo

Orihuela cuenta con 16 km de costa, en los que se puede disfrutar de 11 calas y diversas playas de arena dorada y fina que son bañadas por el cálido Mediterráneo. Este municipio cuenta con una situación geográfica privilegiada y con unas condiciones climáticas excelentes que invitan a visitar sus playas, a pasear por su paseo marítimo y a practicar deportes náuticos durante todo el año.

Playa de la Caleta (Cabo Roig), Orihuela
Un lugar para los amantes de la naturaleza

Además de su costa, Orihuela es un lugar excepcional para aquellos que disfrutan de la naturaleza. Hay diferentes rutas que permiten conocer y descubrir la otra cara de esta ciudad, como la Ruta de las Norias, a través de la cual se puede observar el paisaje, la fauna de la sierra y el Molino de la ciudad, uno de los dos molinos hidráulicos que todavía permanecen en pie; o la Ruta del Palmeral, donde se puede visualizar un interesante sistema agrícola de regadío intensivo de palmeras datileras, del tipo Poenix dactylifera, dispuestas en los márgenes de los bancales, sendas y cauces de riego.

El Palmeral, Orihuela
La huella de Miguel Hernández

Miguel Hernández vivió entre 1910 y 1942 y dejó un legado de obras con gran prestigio. Hoy en día, se puede disfrutar de la Ruta Hernandiana por Orihuela, la cual sirve como homenaje al poeta y presenta los lugares más destacados e influyentes de su vida.

La Ruta Hernandiana está compuesta por dos etapas. En la primera se visita La Casa Museo Miguel Hernández, el Centro de Estudios Hernandianos, la Sala de Exposiciones Miguel Hernández, el Colegio de Santo Domingo, la Casa del Canónigo Don Luis Almarcha, la Casa Natal de Poeta, la Plaza del Marqués de Rafal y la Casa de Ramón de Sijé.

Por otro lado, en la segunda etapa se visitan los lugares que marcaron la vida de Miguel Hernández, como el Seminario Diocesano de San Miguel en el que permaneció el poeta en el año 1939 al habilitarse como cárcel, la Casa del Paso, el Casino Orcelitano, las Pinturas del Rió y la Sepultura de Ramón de Sijé.

La Casa Museo Miguel Hernández, Orihuela
Un municipio monumental

Este municipio conserva una multitud de monumentos, cinco de ellos declarados Monumentos Nacionales y otros declarados como Bien de Interés Cultural. Entre ellos destacan el Colegio y la Iglesia de Santo Domingo, un pequeño Escorial del Levante donde conviven diversos estilos, como el Renacimiento, el Barroco y el Rococó; la Catedral de Orihuela, de planta rectangular, tres naves de similar altura y varios estilos a causa de las diferentes fases constructivas: Gótico, Renacentista y Barroco; el Palacio Episcopal, que es actualmente el Museo Diocesano de Arte Sacro; la Iglesia de las Santas Justa y Rufina, en la que destaca una cúpula ligeramente apuntada que descansa sobre pechinas y tambor; y la Iglesia de Santiago, del siglo XV, con cabecera renacentista y una importante capilla lateral de barro.

Claustro de la Catedral de Orihuela
Una gastronomía ligada a su huerta

La cocina de Orihuela se elabora con productos de su fértil huerta. Es propio de este lugar el cocido con pelotas, el pollo en pepitoria, el guisado de pavo, la paella huertana, las judías estofadas, el zarangollo, el asado de berenjena y las tortillas paisanas. En el litoral, el pescado asume gran parte del protagonismo, junto a el caldero y el arroz a banda. Orihuela cuenta con una completa oferta de restauración para todos los gustos que da fuerzas para realizar las múltiples actividades que se esconden en esta ciudad.

Paella huertana

es