La Illeta, un entorno lleno de historia y aventura

 

El Campello, ubicado en el corazón de la Costa Blanca, es un pueblo con hondo sabor marinero que ha sabido transformarse, sin perder sus raíces, en un municipio turístico de primer orden.
Sus 23 kilómetros de costa, la de mayor extensión de la provincia de Alicante, son un oasis para los sentidos. Una larga orilla plagada de largas playas de fina arena, como las de Muchavista o Carre la Mar, y salpicada de calas, cuevas y acantilados, en las que por su orografía, acompañada de un clima excepcional todo el año, podemos practicar todo tipo de deportes náuticos y acuáticos en cualquier época del año. Pero además, adentrarse en El Campello significa descubrir las huellas de las principales civilizaciones del Mediterráneo

 

El Campello es mucho más, pues además de sus atractivos naturales, posee una gran riqueza patrimonial que se manifiesta de forma emblemática en el entorno de La Illeta, un entorno que contempla más de 5.000 años de historia. En este enclave encontramos con uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del Mediterráneo, la Illeta dels Banyets, en donde los trabajos de excavación desarrollados por el MARQ (Museo Arqueológico Provincial), quien lo gestiona, han dado como resultado los hallazgos de vestigios que datan desde el Calcolítico y la Edad de Bronce, aunque de especial relevancia es el poblado Íbero único por sus características al tratarse de un rico asentamiento productivo relacionado comercialmente con distintas culturas mediterráneas. También se han hallado importantes restos de época romana, entre los que destacan unas pequeñas termas, y en especial sobresalen las piscifactorias, construcciones en la roca que han dado nombre al enclave, pasando a la tradición popular como “Els Banyets de la Reina”.

Nos os podéis perder la ruta de snorkel alrededor del yacimiento que, a partir del mes de mayo hasta octubre, podéis disfrutar además con las audioguías sumergibles que os prestamos en la oficina de Turismo (tel: 965634606) con las que, siguiendo las boyas marcadas, podréis disfrutar de una visita a modo de museo submarino.

Este enclave siguió siendo de gran importancia durante siglos posteriores, convirtiéndose en un lugar estratégico ante la defensa de la costa contra los piratas berberiscos. Esto se evidencia en La Torre de la Illeta, construida en el siglo XVI como parte del entramado de torres de la costa que defendían y avisaban de la llegada de la piratería que asolaba a la población. Esta gran torre vigía, que domina el puerto, fue declaradas BIC junto con la Torre del Barranc d’Aigues también en la población, y se ha convertido en el emblema del municipio.

A los píes de la Torre de la Illeta,  el paseo de la LA VORAMAR DE LES ESCULTURES que bordea el litoral hasta llegar a la Playa de la Almadraba, recorrido por paneles medioambientales informativos, se convierte en un maravilloso balcón al mar gracias a un conjunto escultórico del artista Vicente Ferrero, formado por varias esculturas cuyo tema común es la mujer, en completa armonía con el paisaje que las rodea.

Si bien, el yacimiento de La Illeta se puede visitar a diario (excepto los lunes), y  cuenta con visitas a grupos realizadas por los guías del Marq, también desde la Concejalía de Turismo se organizan visitas guiadas a la Torre de la Illeta y Voramar, con entrada opcional al Yacimiento, y en verano se planifican visitas teatralizadas que nos trasportan en un viaje en el tiempo a épocas pasadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here