València ya tiene un monumento en memoria a los fallecidos por coronavirus

Una escultura que homenajea a las víctimas del coronavirus ha aparecido de la noche a la mañana en una pedanía valenciana. La obra, que ha sido creada e instalada por un joven del barrio sin aviso previo ni licencia alguna, no será retirada después de la gran acogida que ha tenido entre los vecinos.

Una escultura de un señor mayor, sentado en un banco y con una mascarilla puesta para protegerse del coronavirus ha aparecido en Benimàmet de un día para otro, sin que nadie supiera nada de ello. La obra viene acompañada de una placa en la que se puede leer: “En recuerdo a los fallecidos por COVID-19”.

A pesar de instalarse sin licencia, ni permiso, ni aviso previo, la obra ha sido muy bien acogida por el vecindario, que ya ha pedido a las autoridades que la mantengan.

El alcalde de la pedanía valenciana, José Melgares, lo declara como “un acto de generosidad”, añadiendo que “la ubicación es buena”, por lo que está de acuerdo en que el memorial permanezca en sus calles.

El autor es Yerai Sabino, un joven que ha hecho la escultura de manera desinteresada. “No, no es un monumento nacional, de acuerdo, pero creo que su significado es importante. Debemos recordar a todos aquellos a los que no hemos podido despedir y dejar un recuerdo de lo que hemos vivido”, ha declarado el chico al mismo medio valenciano.

La obra está hecha con cemento fibrorreforzado y ha sido barnizada para que no filtre el agua y pueda permanecer sin problema en Benimàmet durante mucho tiempo. Ya se han visto velas y flores aparcadas al lado del nuevo memorial urbano instalado en la pedanía de Valencia.