sábado, febrero 27, 2021

Diez lugares que visitar en Sagunto

- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -
- Advertisement -

Sagunto es una ciudad muy especial, ya que tiene más de dos mil años de antigüedad y una gran herencia histórica.

Además, de una gran riqueza arquitectónica ya que es un lugar donde vivieron íberos, romanos, godos, árabes y judíos. Asimismo, se puede disfrutar de una amplia oferta cultural y de ocio, con extensas y atractivas playas, y multitud de actividades y eventos durante todo el año.

Si al final todo lo mencionado anteriormente, te motiva para visitar esta gran ciudad, y hacer un viaje donde disfrutar de buena cultura y gastronomía, ¿Qué diez lugares puedes ver en Sagunto?

El Castillo

El castillo es uno de los iconos más importantes de la ciudad de Sagunto.

El famoso Castillo de Sagunto, de origen romano, es una fortaleza que está ubicada en la parte más alta del cerro, y que se considera que protege a la ciudad de Sagunto, de allí deriva el nombre de la construcción, y el mismo ha sido declarado Monumento Nacional en el año 1931. 

La fortaleza se extiende a lo largo de casi un kilómetro. Ha sido testigo del paso del tiempo y de las distintas civilizaciones que lo han habitado: romanos, visigodos, árabes y cristianos. La fortaleza está dividida en siete plazas. De ellas destaca la plaza de Armas o de Santa María Magdalena, que constituye el núcleo más antiguo del castillo. En ella se aprecian restos del foro romano, fustes, columnas y una cisterna tallada en la roca. En la plaza de la Conejera se aprecian los restos de la ocupación árabe. En su ángulo norte se puede observar un antiquísimo aljibe de nueve pilares.

Además, una vez dentro te podrás transportar a la antigüedad e imaginar una infinidad de aventuras.

Teatro Romano

El teatro romano de Sagunto fue edificado en el año 50 d.C. Tiene forma de hemiciclo con un aforo de 8.000 personas aproximadamente, y cuenta con más de 90 metros de diámetro. Esta excavado en la roca de la ladera donde se encuentra ubicado. Como ha sucedido en múltiples ocasiones con otros monumentos romanos fue utilizado como cantera para la construcción del castillo y algunas casas de Sagunto. 

La conformación del teatro de Sagunto es la clásica, esto es dividida en escena, cávea y orquestra. Es interesante visitar el conjunto de túneles y vomitorios que servían para dar acceso y evacuación del público. Como la mayoría de los teatros romanos goza de una buenísima acústica.

En 1896 fue el declarado Monumento Nacional en España. Actualmente está en uso y se representan obras teatrales, principalmente en verano. 

Además, se puede disfrutar de ‘Sagunt a Escena‘, que es un festival de teatro greco-latino que se realizan anualmente en Sagunto en los meses de julio, agosto y septiembre. Todas las obras y representaciones son en el Teatro romano.

Museo Histórico

Las colecciones arqueológicas de Sagunto se han ido configurando y enriqueciendo desde el siglo XVI. El Museo muestra parte de estas con el fin de restituir la historia antigua de la ciudad de Sagunto, el período ibero-romano, a través de los vestigios materiales conservados.

En la planta baja se recoge la historia de la arqueología de Sagunto y se puede realizar un recorrido que se inicia en época ibérica y que, a través del proceso de romanización, como consecuencia de la Segunda Guerra Púnica, culmina en un fructífero período romano representado en el ámbito público por la monumentalización de la ciudad.

En el primer piso del museo, la sala de la economía nos permite conocer las intensas relaciones comerciales que tuvo la ciudad con todo el Mediterráneo. A través de las piezas expuestas en las salas contiguas descubriremos la evolución urbana de la ciudad en el período romano y los gustos estéticos y modos de vida de los ciudadanos en el ámbito privado.

Casco Antiguo

El casco antiguo es una de la partes más bonitas e interesantes de la ciudad. Un lugar donde perderse entre sus estrechas y empedradas calles, donde descubriremos bonitos rincones a cada paso. Podremos visitar la Iglesia de Santa María junto a la plaza Mayor, descubrir la parte islámica junto al Ayuntamiento o descubrir el Museo Histórico, la Ermita de la Sangre y la Judería.

Puerta del Circo Romano

Este circo tenía una capacidad para 15.000 y 20.000 espectadores. Se construyó a mediados del siglo II d.C. y, poco a poco, ha ido deteriorándose con el paso del tiempo. Hoy en día, todavía se conserva una puerta meridional, en el Carrer dels Horts. La estructura actual está hecha de sillares de piedra caliza y tiene una altura de 2,20 metros, aunque anteriormente debió contar con una estructura arquitectónica superior donde estaría ubicada una tribuna. Y es en la calle Circ Romà donde estaría situada la puerta principal o el conocido como Triumphalis, por donde salían los triunfadores de las carreras.

Judería

Como un pasadizo secreto que conduce al pasado, el Portalet de la Judería da acceso, a través de su arco de medio punto, al que fue el pasaje más transitado de la aljama y a las calles de Antigons, Segovia, Sang Vella y Ramos, que formaron el entramado del antiguo barrio judío, que aún conserva su disposición medieval. Las placas de plomo diseminadas por las paredes indican la antigüedad del barrio, que existe desde finales del s.I d.C., y que fue, en el s. XV, la judería más importante de Valencia. Aquí, todos los laberínticos y estrechos caminos conducen al castillo, donde se refugiaban los vecinos en época de persecuciones.

Iglesia de Santa María

La iglesia parroquial de Santa María es uno de los monumentos más importantes de Sagunto, se encuentra en la plaza mayor de Sagunto. De estilo gótico ojival valenciano, se inició su construcción en 1334 sobre la mezquita mayor de murviedro, concluyéndose a principios del S. XVIII.

Presenta una planta de salón o hallenkirche, de trazado rectangular y dividida en tres naves por pilares octogonales, y capillas laterales entre contrafuertes. Destaca su potente ábside poligonal.

Iglesia del Salvador

Situada en el barrio del mismo nombre, es una de las parroquias más antiguas de la diócesis valenciana. Fue construida en el siglo XIII una vez iniciada la repoblación de Sagunto tras la conquista cristiana por parte de Jaume I. Recientes excavaciones han identificado el lugar como el de la posible ubicación de la vieja iglesia dedicada a San Juan Bautista y mandada construir por el Cid en junio de 1098.
Durante la dominación árabe, este arrabal tenía asiento en la falda oriental del castillo y estaba circundado por un antiguo muro que lo protegía. Tras la conquista, el suburbio se fue transformando, coincidiendo con la construcción del templo, que acabó dándole nombre al barrio.
Su modelo de construcción responde al de las llamadas iglesias de reconquista, con similitudes con las de Xátiva (ermita de Sant Feliu), LLíria (iglesia de la Sangre) y Segorbe (iglesia de San Pedro).

El templo consta de una sola nave de corta longitud y gran anchura, cubierta con un bello artesonado. El original, policromado, del siglo XV, de inspiración mudéjar, fue vendido a principios del siglo XX.  El ábside es de planta poligonal de cinco lados y la nave tiene varias capillas laterales.

El portal de acceso es románico y la torre, de planta rectangular, está iluminada por tres ventanales alargados con arco de medio punto.

Templo de Diana

Uno de los monumentos más antiguos que alberga Sagunto es el Templo de Diana, son restos de muros que sobrevivieron que sobrevivieron al asedio del cartaginés Anibal. A sus alrededores se han encontrado inscripciones en los que se pueden leer oraciones para dar culto a Diana. En 1963 fue declarado Monumento Nacional. Los restos han sido datados de los siglos V-VI a.c. Está situado en la localidad valenciana de Sagunto, junto a la iglesia de Santa María. Su construcción se basa en grandes megalitos de caliza. Hay estudiosos que lo consideran como restos de una construcción militar defensiva, iberorromana, del siglo II a. c.

La Casa dels Berenguer

La casa dels Berenguer es un antiguo palacio gótico con influencias renacentistas, hoy restaurado. Situado en la calle Sagrario con plaza dels Berenguer, alberga el Centro de Recepción de Visitantes e Interpretación de Sagunto.

Originalmente perteneció al linaje de los Berenguer, de fuerte arraigo y peso específico en el viejo Morvedre foral, al menos durante los siglos XIV al XVIII.

En su interior se hallan los restos del muro conocido como Templo de Diana, único edificio que se salvó durante el asedio de la ciudad por parte de Aníbal.

Después de visitar los diez lugares más importantes de Sagunto, antes de volver a casa, puedes pasarte por el Puerto para tomar el sol o disfrutar de sus playas. Se trata de playas de arena, surcada por bancos de dunas fijadas por la vegetación, como las de la Malvarrosa, de Corinto y Almardá.

Además, también podrás deleitar a tu paladar con una fantástica gastronomía con exquisitos arroces, en un lugar inolvidable, rodeado de historia y de mar.

Author

Share