Comunidad Valenciana, destino de golf

Hacer turismo para jugar al golf o jugar al golf y aprovechar para hacer turismo… Sea cual sea el objetivo, la Comunidad Valenciana ofrece al turista de golf buen clima, accesibilidad, 36 campos en los que practicar y posibilidades de ocio que que abarcan desde playa a montaña, cultura, historia y gastronomía. Además de una planta hotelera especializada en este deporte con 14 establecimientos que cuentan con campo de golf en su carta de servicios.
“Tenemos más de 150 vuelos directos internacionales, hemos hecho una mejora sustancial en la calidad de los campos, ofrecemos muchos servicios…”, explica a Efetur el presidente de la Federación de Golf de la Comunidad Valenciana, Andrés Torrubia.
Torrubia apunta alguna de las razones que impulsaron a más de 241.000 turistas a practicar el golf durante su estancia en la Comunidad Valenciana en 2013.
Así lo precisa el informe “Turismo de golf en la Comunitat Valenciana, Balance 2014” de la Agencia Valenciana del Turismo, los últimos datos disponibles.
Los jugadores eligen este destino -que es la cuarta Comunidad Autónoma en número de campos de golf (8,3 % del total de España), por detrás de Andalucía, Cataluña y Castilla y León-, por su clima, su accesibilidad, la relación calidad-precio de la oferta de golf, la tranquilidad, su entorno natural y los restaurantes.
La oferta es de calidad y variada, resalta Torrubia: “Hay campos de 5 estrellas, de 4 y de 3, tienen calidad y todos trabajan en la misma línea”.
Sin duda, el clima es un factor fundamental: un reclamo turístico de primer orden que también resulta decisivo para los amantes del golf.
Torrubia coincide en señalar el clima y las playas como atractivo de la región, pero añade el papel que juega la buena conectividad con los países emisores o la restauración: “Conjugamos grandes ingredientes turísticos”.
La temporada preferida por los golfistas, según el mismo informe, es el otoño -el 53 %-, mientras que un 20 % llega en primavera y un 17 % prefiere el invierno; suelen permanecer una semana en el destino, donde practican su swing en un par de campos de golf de media.
Estos datos evidencian el papel desestacionalizador que tiene el golf en el turismo. “Les invitamos a jugar al golf, a la tortilla de patatas, al tinto de verano, al arroz…” resume el presidente de la Federación de Golf de la Comunidad.
El estudio también apunta que los turistas de golf habitualmente viajan en grupos de cuatro personas y que la mayoría -el 60 %- se aloja en vivienda propia o cedida. El otro 40 % suele elegir un hotel de 4 estrellas.
Se gasta, como media, 900 euros en su viaje, 163 euros diarios que se elevan hasta 216 euros si se aloja en un hotel.
Y, ¿qué suele hacer este turista además de jugar al golf? Pues los datos del citado informe reflejan que sus actividades más habituales son disfrutar de la gastronomía y el ocio nocturno, las compras, pasear, hacer excursiones, ir a la playa, realizar actividades culturales o practicar otro deporte, por este orden.
Y el resultado es satisfactorio: el 75 % repite la experiencia y vuelve a la Comunidad Valenciana; el 95 %, además, la recomienda como destino de golf.
Por nacionalidades, el 70 % de los turistas de golf que elige la Comunidad son extranjeros, británicos en su mayoría, mientras que de los golfistas nacionales que eligen este destino en su mayor parte son madrileños. El perfil es de hombres (73 %), de 60 años de edad media, nivel cultural medio-alto; un 33 % está jubilado y un 13 % trabaja por cuenta propia.
En este momento, y hasta diciembre, la Comunidad Valenciana se encuentra en plena temporada de turismo de golf: “Está todo lleno de extranjeros”, asegura Torrubia, quien explica que el turismo nacional llega fundamentalmente los fines de semana y en verano, además de los días de Semana Santa.
Según la Federación, en la Comunidad Valenciana hay actualmente 36 campos de golf: 23 en Alicante, 3 en Castellón y 10 en Valencia. La mayor parte (18 campos) son de 18 hoyos; 13 tienen 9 hoyos; hay 2 campos con 27 y 3 campos con 36.
“Hay campos urbanos -que tienen socios y abonados- campos turísticos y campos mixtos”, especifica Torrubia. Algunos de ellos están integrados en los propios complejos hoteleros y según la Federación se trata de 14 campos: 10 en Alicante, 1 en Castellón y 3 en Valencia.
Estos “hoteles de golf” -que “se están poniendo de moda”, según Torrubia-, ofrecen el derecho al juego pero, además, facilitan oferta de alojamiento, gastronomía y alicientes que van desde la piscina hasta servicios como el spa, -cada vez más habitual en estos complejos-.
Hoteles como el Parador de El Saler o el Denia Marriott La Sella Golf Resort ejemplifican la calidad, el nivel de servicios y la infraestructura golfística de los hoteles de golf de la Comunidad Valenciana.
El campo del Parador de El Saler está considerado por muchos expertos como uno de los mejores del mundo; La Sella, del hotel Denia Marriott, es un campo de 27 hoyos que fue diseñado por Olazábal y acoge campeonatos de la talla de la European Ladies Golf Cup o el Lacoste Promesas.
En cuanto a competiciones, son muchas las que se celebran en estos campos. La Federación de Golf de la Comunidad Valenciana organiza “más de 100 al año, unas de tipo amateurs y otras profesionales”, detalla su presidente. Además de las que organizan la Federación Española y el European Tour.
En lo que queda de 2016, por ejemplo, se jugarán el International Match Play League C. V. 9/1; una prueba del Circuito de Profesionales c. V.; la final de la Copa Levante-Memorial Francisco Gil; la Presidents Cup Final & Plate Event Final; el Captains Day; el Campeonato Interclubes Senior C. V.; International Match Play League C. V.; el Campeonato de Dobles Masculino y Femenino y el Campeonato de Profesionales C. V.
Una oportunidad para unir golf, turismo y Comunidad Valenciana desde el primer tee.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here