El próximo jueves 13 de diciembre, a las 20 horas, tendrá lugar la inauguración de la exposición «En peu de Festa. Cartells del Museu Faller de València», en el Museo Fallero de València. Esta corresponde a la cuarta muestra temporal que acoge desde 2016 el Museo Fallero en el  Espacio Josep Alarte. A su vez, también se presentará el correspondiente catálogo de la exposición, que estará a la venta a partir de ese momento.

Esta muestra, cuyos comisarios son Iván Esbrí, historiador del arte, e Ignacio Trelis, asesor artístico del Casal Sant Jordi de Alcoi, se exhibió entre mayo y julio de este año en Alcoi. El motivo es que esta exposición es fruto de una colaboración entre el Museo Fallero de València y el Museo Alcoyano de la Fiesta, que se inició en octubre del año 2015, con la exposición «Alcoi, festa y color» en la Galería del Tossal.

En esta exposición se mostrará al público alrededor de veinte carteles de Fallas –ganadores, según premios y accésits – del año 1930 al 1990, pertenecientes a la colección y fondo del Museo Fallero. Algunos de ellos son de exhibición inédita y motivo de una rigurosa restauración para mostrarlos y ponerlos en valor.

En esta muestra se subrayan los históricos vínculos existentes entre las dos ciudades y las respectivas fiestas, como fue la celebración de las Fallas en Alcoi en 1930, donde se destaca el cartel de Torregrossa y Campillo de las no celebradas Fallas de 1936. Además se muestra como el arte fallero tiene como referencia  los Moros y Cristianos para recrearse, tal como corrobora la portada del llibret de la Falla Na Jordana, de Vicente Lorenzo de 1997, y el Ninot Indultat Infantil, 2006 de María Valero.

Por otra parte, tiene una especial relevancia dentro de la exposición el cartel de las Fallas de València de 1929, obra del ilustrador universal Josep Segrelles Albert, quién participó con varias colaboraciones y homenajes en la triología festera de los Moros y Cristianos de Alcoi. En la sección dedicada a Segrelles se ha contado con la colaboración de la Casa Museo Segrelles de Albaida.

Aunque entre las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoi y las Fallas de València hay diferencias, ambas son dos manifestaciones festivas y etnológicas de primer orden. Cada fiesta extiende su influencia a otras importantes localidades, hasta cubrir casi todo el territorio valenciano. Una trama asociativa (vivencias, experiencias, transmisión intergeneracional) y un espacio cultural (conocimientos, prácticas y rituales), por los que han recibido el reconocimiento como Bien de Interés Cultural Inmaterial y, en concreto, la Fiesta de las Fallas, fue reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

es