Ayora

Alcalà de Xivert es un municipio situado en el norte de la provincia de Castellón, en la comarca del baix maestrat. Dentro de su término municipal cuenta con un núcleo costero llamado Alcossebre, que es el centro turístico de la localidad. De Alcalà – Alcossebre destaca la unión de las mejores playas y los montes más verdes de la zona y la posibilidad de disfrutarlos casi todo el año, ya que el clima acompaña y la temporada veraniega se prolonga más de lo habitual.

Junto con su vecina Peñiscola, el enclave Cabanes-Oropesa del Mar y Benicàssim, Alcalà-Alcossebre es uno de los cuatro destinos turísticos más relevantes de la marca turística Castellón Mediterráneo y Castello Ruta de Sabor.

Sorprende el paisaje, donde contrastan planos y montañas alternadas con las playas y las zonas rocosas del litoral. Esto es gracias a su orografía que principalmente está compuesta por la sierra de las Atalayas y la sierra de Irta. Esto, convierte Alcalà-Alcossebre en un destino que aglutina tanto el turismo de sol y playa como el de interior, al estar dividido el enclave entre la cabecera municipal de Alcalá Xivert y el núcleo costero de Alcossebre. Dicha característica le permite ofrecer un producto de forma diferenciada, dotando de contenido tanto a uno como al otro.

Playas y calas

Entre las playas a destacar de los 10 kilómetros de costa con que cuenta Alcossebre se encuentra la  Playa Las Fuentes que es una de las playas más emblemáticas ya que tiene como rasgo característico, la presencia de manantiales de agua dulce en el fondo marino. También sobresalen la Playa Carregador, que es la más amplia y está situada frente al núcleo urbano principal o la Playa Romana, que tiene un alto valor ecológico por estar situada en un sistema dunar.

Para los que prefieren calas pequeñas y acogedoras, también hay varias opciones. Destacan la cala Blanca, que es de difícil acceso y se encuentra en un paraje natural no urbanizado. Es considerada como playa virgen, un pequeño espacio salvaje donde poder buscar tranquilidad en contacto directo con la naturaleza. Las calas Mundina y , son dos pequeñas calas, dentro del área del Parque Natural de la Sierra de Irta, consideradas también como playas naturales o vírgenes, de arena fina y cantos rodados y delimitadas tanto al norte como al sur por zonas de rocas.

Historia y monumentos

El peso del patrimonio histórico, artístico y monumental tiene su máxima expresión en el Castillo de Xivert. Se trata una fortificación islámica de los siglos X y XI ampliamente reformada durante el siglo XIII. Los elementos arquitectónicos que se observan en la actualidad ocupan una extensión de 8000 m2 en la cima y ladera de la montaña de Xivert, en las estribaciones del macizo de la Sierra de Irta.

También interesante es el conjunto de la Iglesia y campanario de San Juan Bautista, un templo parroquial del barroco clasicista valenciano. En la parte derecha de la monumental fachada de la iglesia se alza la torre-campanario rematada en lo alto con una preciosa bóveda octogonal lisa y una gran bola en la cúspide que sirve de base a la imagen de San Juan Bautista de la cúspide.

Recursos artesanos y gastronómicos

Sus recuros cabe resaltar que se hallan muy vinculados con la potencialidad de los productos agroalimentarios vinculados a los cultivos hortícolas y de secano.

De entre sus productos estrella llaman especialmente la atención el aceite de oliva, el tomate de colgar o las alcachofas de Capicorb.

Además, una de las recetas más tradicional y arraiga de la zona es el suquet de peix. Se trata de un plato cocinado habitualmente en cazuela de barro y cuyos ingredientes principales son trozos de diferentes pescados (emperador, rape, dorada o anguilas, por ejemplo) y patata junto a un sofrito.

Todo esto convierte Alcalà-Alcossebre en un enclave turístico ideal y completo. Para gran parte de los turistas que llegan al aeropuerto de Castellón este es su destino final, no cabe duda del porqué.

Español